Hay momentos cuando nuestra vida como la conocemos, parece detenerse en el pasado, perdida en el tiempo y el espacio. Los adolescentes, protagonistas de esta estremecedora historia, no solo descubren la importancia de vivir el presente, sino que todos los seres humanos somos dueños de una estrella donde está escrito nuestro nombre, para que siempre nos puedan recordar.

1 Comentario


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *