Micky Risotto quiere tener un perro grande para llevarlo al parque, como hacen sus amigos. En su cumpleaños, la tía Edelmira le regala a Juancho…. ¡un perrito chihuahua!

Micky se avergüenza al pensar en las burlas que provocará cuando pasee con una mascota casi del tamaño de un ratón.
Entonces comienza una aventura vinculada a su computadora mágica y el mundo de los pequeños.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.